Menu
¿No encuentras lo que buscas? Búsqueda avanzada
facebook twitter pinterest linkedin

El cuestionario: Jordi Sierra i Fabra

Hoy en "El cuestionario" tenemos a uno de los autores más conocidos (y reconocidos) de la LIJ en castellano: Jordi Sierra i Fabra (Barcelona, 1947). 

26-05-2017

El cuestionario: Jordi Sierra i Fabra

Hoy en El cuestionario tenemos a uno de los autores más conocidos (y reconocidos) de la LIJ en castellano: Jordi Sierra i Fabra (Barcelona, 1947). Ha cultivado todos los géneros como escritor, desde la novela policíaca y de ciencia ficción a la narrativa infantil y juvenil, la poesía, el humor, la historia, la biografía o el ensayo. Es una autoridad en música rock, fundador y director en España de diversas revistas musicales. Su obra ha sido traducida a varios idiomas y galardonada con numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2007, el Premio Cervantes Chico 2012 al conjunto de su obra, el Premio Anaya y el Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil, ambos en 2013. Después de publicar El asesinato del profesor de matemáticas, El asesinato de la profesora de lengua, El asesinato del profesor de músicaEl asesinato de la profesora de ciencias, ahora llega el turno de La venganza del profesor de matemáticas, el último libro de esta serie que ha vendido más de 400.000 ejemplares.

¿Qué libro y autor marcó tu infancia? En la infancia mi primer libro de cabecera fue Las mil y una noches, pero los autores que me marcaron fueron Richmal Crompton (Las aventuras de Guillermo Brown), Enid Blyton (Los Cinco), y Edgar Rice Burroughs (Tarzán), que fue mi mayor influencia a la hora de escribir.

¿Cuándo empezaste a escribir? A los 8 años. Hasta los 12 hice varias novelas policiacas de cien páginas. A los 12 y durante dos años escribí mi primer novelón, Las memorias de un perro. Todos los originales están expuestos en el museo del Centro Cultural de la Fundación Jordi Sierra i Fabra de Barcelona.

¿Cómo publicaste tu primer libro? Me metí en el mundo de la música, tanto por afición como con la idea de darme a conocer. Y lo conseguí. Lo primero que publiqué fue 1962-72 Historia de la Música Pop (primer libro sobre el fenómeno musical escrito en español en el mundo). Ya era incluso famoso, así que no me costó editarlo. Mi primera novela apareció tres años después, a los 28, que fue cuando ya dejé la música.

¿Cuál es el último libro que has comprado? Por un lado, tengo la suerte de que las editoriales me mandan libros para la revista de las Fundaciones Sierra i Fabra, www.lapaginaescrita.com (trimestral, gratuita), y por el otro, es mi mujer la que compra los libros de adultos y me los filtra sabiendo mis gustos.

¿Qué tipo de libros prefieres leer? ¿Hay algún género que te guste especialmente? Lo mismo que yo escribo de todo y salto de un tema a otro, también me gusta leer de todo, o ver todo tipo de películas. No me gusta parcelar la creatividad. Unas veces el cuerpo te pide una cosa y otras veces la contraria. Yo funciono por instinto, aunque policiaco y ciencia ficción ocuparían un lugar preferente en la pirámide

¿Qué opinas de las lecturas recomendadas en colegios e institutos? Yo nunca he escrito un libro pensando en quién va a leerme, así que menos pensando en una escuela. No va conmigo. A veces se ha dicho que los autores infantiles y juveniles hacemos libros dirigidos. En mi caso, no es cierto. Sería traicionar mi libertad creativa. Escribo lo que siento, cuando lo siento y como lo siento. Si luego resulta que gusto a los jóvenes, perfecto. Si un maestro cree que mis novelas aportarán algo a sus alumnos, ideal. Pero eso es todo. Siento que una novela mía sea materia de lectura obligada y que luego examinen a un chico sobre ella. Lo siento mucho, pero es lo que hay. Si los chicos leyeran más, eso no tendría razón de ser. Lo que sí haría es no poner a toda la clase el mismo libro, les ofrecería tres o cuatro y que cada cual escogiera el suyo.

¿Has hecho encuentros con lectores en colegios e institutos? ¿Qué te ha parecido la experiencia? Estuve 20 años yendo una semana al mes, de octubre a mayo, por escuelas de toda España. Cada semana una comunidad. Daba cinco charlas diarias cinco días a la semana, saltando de una ciudad a otra, durmiendo poco. Y además exigía un mínimo de 100 espectadores (acababa dando charlas en teatros o cines, hasta con 1000 chicos y chicas). Terminaba agotado, afónico, resfriado... Pero me encantaba. Me sigue encantando. Lo que pasa es que cuando en 2004 puse en marcha las dos Fundaciones en Barcelona y Medellín (Colombia), tuve que dejar algo y dejé las charlas por puro agotamiento. Ahora sólo doy charlas en el Centro Cultural de Barcelona previo acuerdo con las escuelas.

¿Qué es lo más difícil de escribir para niños y jóvenes? No es difícil, basta con que tú sigas siendo un crío. Los jóvenes son el público más duro e implacable. Pero si te ven, te leen o te interpretan como uno de ellos, y eres honesto en lo que haces, además de apasionado, les llegas, sin duda.

¿Cuáles son tus autores favoritos? No tengo autores de referencia, soy disperso. No tengo estudios, me hice escritor escribiendo, aprendiendo libro a libro. Cuando acabé el bachillerato con 16 años y me puse a trabajar, me di cuenta de mi ignorancia, así que me dije "voy a leer a un ruso", y leí El jugador de Dostoievsky, luego un francés, y leí El rojo y el negro de Stendhal, después un americano, y me cayó Las uvas de la ira de Steinbeck... y así, saltando por puro instinto, fue como fui aprendiendo. Eso sí, me devoré todo Verne, todo Agatha Christie, y por supuesto he de mencionar los cómics: El capitán Trueno (la primera etapa, dibujado por Ambrós), y el gran Alex Raymond, que hizo Flash Gordon y Rip Kirby, mis referentes en ciencia ficción y en policiaco.

¿Qué opinas del estado de la literatura infantil y juvenil en España? Hace unos meses publiqué en la revista CLIJ un artículo titulado La generación sin nombre. Entre 1947 y 1952 nacimos en España una docena de escritores, todos Premio Nacional de LIJ y no casualmente, que fuimos los que hicimos leer a nuestros niños y jóvenes tras la muerte de Franco. Hemos sido el motor de un cambio. Y sin embargo, no ha habido ningún Premio Andersen y, a nivel mayoritario, se nos ignora como se ignora a los actuales recién llegados. Somos latinos, tenemos alma de genio, el artista español siempre ha sido brillante, pero a nivel literario no interesamos fuera de España. Hay una generación tan brillante como lo fue la mía, pero luchamos solos, sin apoyos de los estamentos culturales, y cada cual hace lo que puede. Encima, luchamos en un país, el nuestro, que todavía tiene una implacable censura en lo que respecta a los libros para jóvenes y que sistemáticamente ignora en los medios de comunicación a la LIJ. Es un tema muy largo para resumirlo en unas líneas.

¿Prefieres leer en papel o en digital? Papel, papel. Un libro es una obra de arte en todos los sentidos, y responde al tacto, al olor, al sentimiento de posesión... Es como amar a alguien y poder poseerlo, no contentarte con una foto.

Recomiéndanos una película y una serie que hayas visto últimamente. Voy cada noche al cine (es mi válvula de escape), y si no tengo pelis por ver, me pongo una o dos en video en mi casa. Necesito que alguien me cuente algo a mí antes de acostarme. Así que lo he visto todo, todo. Antes de que se den Goyas u Oscars, yo ya he visto las candidatas, para poder opinar. De lo último que he visto este año destacaría Comanchería, La llegada... Series veo pocas, y prefiero esperar a que terminen para verlas enteras, así que ni siquiera estoy al día. Lo último que he visto ha sido Borgen, aunque no le llega a la suela del zapato a El ala oeste de la Casa Blanca.

Cuéntanos en tres líneas de que trata tu libro La venganza del profesor de matemáticas. Después de "matar" a profesores de matemáticas, lengua, música y ciencias en los últimos 15 años (la serie ha vendido más de 400.000 ejemplares), pensé que ahora les tocaba el turno a ellos y cambiar las tornas. En esta primera "venganza", un profesor aficionado a la informática y la robótica cita en su casa a tres alumnos y les somete a una serie de intrincadas pruebas, porque su casa es en sí una especie de parque temático en honor a las matemáticas. Es tan trepidante como los anteriores. Sólo las pruebas me llevaron dos años de búsquedas para reunirlas todas. Desde luego, es un puro divertimento en honor a las mates.

Sección

Cuestionario

Temas

Nuestro Blog

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe todas las novedades editoriales de ANAYA Infantil y Juvenil.